El mercado de la vivienda acumula subidas pronunciadas consecutivas desde 2014 y se prepara para hacer un alto en el camino. Esta es la previsión que maneja el consenso de expertos del sector inmobiliario consultado por idealista/news, que insiste en que si algo va a caracterizar 2020 es la moderación y la prudencia.

Estos criterios están estrechamente relacionados con la ralentización económica y con la incertidumbre que generan las medidas en materia de vivienda que pueda poner en marcha próximamente el recién formado Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos, así como las autonomías y los grandes ayuntamientos.

En este escenario, el consenso prevé un incremento medio del precio de la vivienda a nivel nacional de entre el 3% y el 4%, frente al repunte del 4,5% registrado en 2019 y del 5,4% en 2018. Sin embargo, los expertos también insisten en que la evolución dependerá de la demanda que haya en cada zona.

“Evidentemente habrá zonas con un comportamiento plano como algunas ciudades de Castilla y León, Castilla-La Mancha y Extremadura y, por el contrario, las ciudades con mayor demanda, ya sea por turismo, por actividad empresarial o por ambos factores, como es el caso de Madrid, Barcelona, Málaga, Valencia, Baleares o Canarias, tendrán incrementos más suaves que en años anteriores. En cualquier caso, es una buena noticia que la subida del precio de la vivienda se vaya adecuando a los incrementos salariales, que se sitúan en el 2-2,5% a nivel nacional”, explica la Asociación de Promotores Constructores de España (APCE).

 

 

Publicado en Idealista News