La apuesta de la banca por la venta de hipotecas a tipo fijo se ha acelerado para huir de los mínimos históricos que está marcando el euríborBBVACaixabankBanc Sabadell y Banco Santander ya combaten el bajo euríbor, que beneficia a las de tipo variable, con ofertas y promociones para atraer a los clientes al fijo.

Sin embargo, cuando el sector bancario pone el foco en las hipotecas a tipo fijo son las variables las que acumulan más beneficios para el cliente por los bajos tipos de interés, unido al desplome del euríbor.

Según la última estadística provisional del Banco de España, el tipo de interés medio que las entidades aplican a los créditos que autorizan cerraba el mes de julio en el 1,98%. Se trata de un nivel que no se veía desde el verano de 2018, cuando se situaba en el 1,96%, y que rompe con el 2%, en el que se mantenía desde hacía ocho meses.

Este descenso ha acompañado al desplome del euríbor, el índice al que se encuentran referenciadas la mayoría de las hipotecas españolas, que cerró el mes de agosto en el -0,356%, un nuevo mínimo histórico, con lo que encadena seis meses a la baja y más de tres años en negativo.

El hundimiento del indicador propiciará un nuevo abaratamiento en las cuotas de las hipotecas, ya que en agosto de 2018 la tasa media del euríbor se encontraba ligeramente más alta, o menos negativa, en el -0,169%.

El índice se adentró en terreno negativo en febrero de 2016 por primera vez en la historia ante la política ultraexpansiva del Banco Central Europeo (BCE) para apuntalar la recuperación en la zona euro. No obstante, desde agosto de 2018, el euríbor estaba apreciándose debido a que los inversores empezaron a descontar la posibilidad de una subida de tipos, hasta que el pasado mes de abril, esta tendencia se invirtió. Con agosto, ya son 42 los meses en los que el euríbor lleva en negativo

 Las hipotecas fijas: la gran apuesta de la banca

Los últimos datos actializados por el Instituto Nacional de Estadística muestran cómo está cambiando la tendencia en el mercado inmobiliario.  En junio, la firma de nuevas hipotecas constituidas a tipo fijo supusieron el 44,5% del total, la proporción más alta de la serie histórica.

BBVACaixabankBanc Sabadell y Banco Santander llevan años trabajando para cambiar su cartera crediticia, dando entrada a un mayor peso de hipoteca fija para huir del euríbor negativo.

Ahora, ante este escenario nunca antes visto, la banca compite por vender las mejores ofertas hipotecarias a tipo fijo. Las entidades ya pugnan por ofrecer los tipos de interés más bajos o promociones que «premien» la contratación de este tipo (como en el caso de Santander que regala una Samsung Smart TV)

El cambio en la tendencia del euribor contrasta con que cada vez se firman más créditos referenciados a tipos fijos. Este movimiento, además de responder a la lógica comercial de la banca, pone de manifiesto que los hipotecados se decantan cada vez más por la seguridad que supone saber la cantidad fija que pagarán mes a mes en su cuota, frente a posibles fluctuaciones que supone una referenciada a euríbor, aunque de entrada se abonarán más intereses.

 

 

 

 

 

Publicado en EDecononomíaDigital