El grifo de la banca para conceder hipotecas para la compra de una vivienda se abre más en España. La compraventa de casas aumentó en abril un escueto 1%, y, sin embargo, los préstamos hipotecarios para la adquisición de una vivienda crecieron un 5,1% interanual en abril, según la estadística del Consejo del Notariado. La compraventa de casas se situó en 50.172 transacciones, mientras que los préstamos hipotecarios para la adquisición de una vivienda sumaron 24.228 contratos.Esto significa que hubo un mayor porcentaje de casas compradas con financiación hipotecaria en abril de 2019 (el 48,3%) que en abril de 2018 (el 46,4%), donde había más pago al contado.

Más hipotecas y también algo más baratas, porque el capital medio de los préstamos firmados en abril fue de 135.084 euros, lo que supone una bajada del 1,1% con respecto a los créditos contratados en abril del año anterior.

La estabilización de las transacciones en el mes de abril (crecieron un 1%) se debió a que la venta de pisos de precio libre mostró un descenso interanual del 0,3%. La culpa fue de los pisos de segunda mano, cuyas ventas se contrajeron un 1,9% interanual. En cambio, la comercialización de pisos de obra nueva sigue su tendencia al alza y se convierte en motor del mercado, una vez que han regresado las grúas a las principales ciudades españolas. La transacciones de pisos a estrenar repuntaron un 18,6% interanual.

En cuanto al precio, los notarios detectan que en el cuarto mes del año el metro cuadrado de las viviendas compradas alcanzó los 1.407 euros, reflejando así una bajada del 1,7% interanual. Esta reducción del precio por metro cuadrado de las viviendas se debió tanto al descenso del precio de las viviendas unifamiliares (2,1%) como al de los pisos (-0,6%).

Mientras el precio de los pisos libres usados bajó un 1,2%, hasta los 1.569 euros por metro cuadrado, el de los pisos de nuevo cuño alcanzó los 2.092 euros, con un alza del 1,7% interanual.

 

Noticia publicada en El Pais 6-6-2019