La rentabilidad bruta de la compra de una vivienda para ponerla en el mercado del alquiler ha crecido suavemente durante el tercer trimestre de 2019, ya que se ha situado en el 7,5%, frente al 7,4% que ofrecía hace un año. Aún así, según el estudio realizado por idealista, la rentabilidad obtenida es treinta veces superior, en el peor de los casos, las tasas que ofrecen los Bonos del Estado a 10 años: 0,2%.

Según este estudio, que relaciona los precios de venta y alquiler de distintos productos inmobiliarios para calcular su rentabilidad bruta, las oficinas son la inversión inmobiliaria más rentable. Comprar una oficina en España para alquilarla ofrece una rentabilidad bruta del 9,7%, frente al 8,8% que daban hace un año. Los locales ofrecen un rendimiento del 8,7% (hace un año era del 8,2%) y en el caso de los garajes la rentabilidad se ha incrementado hasta el 6,7% frente al 6,3% de hace 12 meses.

 

 

 

Publicado en Idealista News
Imagen Expansión